Pasar al contenido principal

Una salud: Cómo se relaciona nuestra salud con la de nuestras mascotas

18 de enero de 2019

La salud no tiene que ver solo con nosotros e involucra, en primer lugar, a nuestras mascotas.

Cuando piensan en la salud, ¿consideran que tiene que ver solo con ustedes mismos? ¿O que también tiene que ver con la salud de aquellos que los rodean? ¿Y esto incluye a sus animales de compañía?

Estas son las preguntas centrales que se plantea el enfoque "Una salud". Es un modo de pensar en la salud que se concentra en la interconexión de ecosistemas, especialmente entre las mascotas y sus dueños. Debido a que establecemos una relación cercana con nuestras mascotas, lo que le sucede a uno puede también afectar al otro. Esto es algo que debemos comprender.

Nuestras mascotas nos dan felicidad, consuelo y apoyo emocional. Por eso, es fundamental que las cuidemos. Y aún más: si no nos ocupamos de su salud, esto podría afectarnos más de lo que imaginamos. "Una salud" aborda esta conexión promoviendo un enfoque más amplio y orgánico para tratar la salud animal y humana, uno que funcione para todos nosotros.

Las personas que conviven con perros podrían tener un 15% menos de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca

Amor animal: los beneficios para la salud de vivir con animales

Cada vez más gente en todo el mundo tiene mascotas en el hogar. Los motivos son fáciles de entender: tener una mascota trae beneficios emocionales y físicos; son nuestros mejores amigos, un miembro de la familia, un hombro peludo sobre el que llorar.

Y no se trata solo de mullidas emociones: las estadísticas respaldan estos sentimientos. Por ejemplo, ¿sabían que tener un perro en casa significa tener un 15% menos de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca? ¿O que se ha demostrado que las mascotas son una ayuda clave para tratar problemas de salud mental a largo plazo?

Proteger la salud de nuestras mascotas no es opcional

Sin embargo, como cualquiera que haya tenido un animal sabe, mantener una relación sana entre mascota y humano requiere esfuerzo. Mientras que una mascota sana puede ser un amigo incondicional, una mascota enferma necesita nuestra ayuda y nuestro apoyo. No hacer nada para mejorar el bienestar de un animal también puede poner en riesgo a sus dueños.

Más del 60% de las enfermedades infecciosas que contagian a los seres humanos son zoonóticas, o enfermedades que pueden transmitirse entre animales y seres humanos.

Background Image

La enfermedad de Lyme es una de estas enfermedades, que tanto perros como seres humanos pueden contraer por picaduras de garrapatas infectadas. Los casos de esta enfermedad han aumentado a más del doble en los últimos 30 años y hay una gran cantidad de países en todo el mundo que se consideran de alto riesgo. No obstante, las picaduras de garrapatas infectadas pueden prevenirse en perros y gatos utilizando medicación contra pulgas y garrapatas, como un collar con efecto de larga duración o una pipeta spot-on. La enfermedad de Lyme, sin embargo, no es la única enfermedad zoonótica que afecta a todos los miembros de la familia.

La fiebre por arañazo de gato, por ejemplo, es una patología similar a un resfrío que pueden transmitir los gatos infectados con la bacteria Bartonella henselae, probablemente contraída por una infección de pulgas. Aproximadamente el 40% de los gatos son portadores de la bacteria en algún momento de sus vidas sin mostrar signo clínico alguno. También en este caso hay una solución simple disponible: protección contra pulgas utilizando medicaciones preventivas.

La leishmaniasis es una enfermedad que transmiten flebótomos infectados y que resulta grave tanto para las personas como para los animales (especialmente los perros). Prevenir la transmisión de la enfermedad en los perros es un paso importante para reducir el riesgo para los seres humanos y puede lograrse fácilmente gracias a productos patentados.

Y no se necesita demasiado: se trata de formas disponibles de medicina preventiva que pueden marcar la diferencia entre una mascota feliz y un ambiente perjudicial para todos.

"No hay una línea que divida a los animales de los seres humanos"

– Norbert Mencke, Head of Policy and Stakeholder Affairs en Bayer

De la reacción a la prevención

Esta es la esencia de "Una salud": cuidar a nuestras mascotas no solo es bueno para ellas, sino que es bueno para el ecosistema animal y el ecosistema humano. Es una ecología de la salud, tanto humana como animal.

En la práctica, esto significa un enfoque unificado que reúna a veterinarios, médicos, dueños de mascotas e incluso políticas gubernamentales, para que todos tengan la información y las habilidades que necesitan para tomar medidas preventivas para una coexistencia sana y feliz.

"No hay una línea que divida a los animales de los seres humanos", explica Norbert Mencke, Head of Policy and Stakeholder Affairs en Bayer. "Esto significa que las perspectivas de otros profesionales, como biólogos, ambientalistas o economistas, también deberían incluirse para obtener el enfoque holístico de 'Una salud', necesario para abordar la salud".

Esa es la esencia de lo que plantea el enfoque "Una salud" para lograr el bienestar. Un cambio el modo en que pensamos y lo que sabemos sobre cómo mantenernos sanos. Al mirar más allá de nuestros cuerpos, nos beneficiamos no solo nosotros mismos sino que beneficiamos a nuestras mascotas y al mundo en general.

Te recomendamos

Mucho más que animales de servicio: el vínculo hombre-animal

 

¡Súmense a la conversación! #ViveMejor
Hablemos sobre los desafíos de hoy y las soluciones de mañana.

 

Volver arriba